Nota publicada en su Facebook el día 06 de Enero de 2018. 
https://www.facebook.com/aracelimariel/posts/10155467913155000


"El inicio del año me trajo una lectura que no había planeado, o tal vez sí, no lo sé…
Todo comienza más o menos así… entre un mundo de correos sobre las nuevas apariciones literarias encuentro el anuncio de PRISIONERA. Ya para el martes la novela de Gabriela Alfie estaba en mis manos. Por un momento reparo en lo inusual de la urgencia, ir en busca de una autora a quien no conozco cuando el escritorio permanece con una pila de lecturas pendientes. Pienso entonces darle un lugar en ese diseño para no modificar el estado de las cosas y sin embargo…
Es un poco como la memoria me digo, nada es necesariamente como se lo imagina, nada se corresponde con lo que se planea.
Hoy a tres días del encuentro con la novela, de ese mundo trazado en unas trecientas páginas en el que una mujer se desviste de un nombre impuesto (Emilia) para darse el derecho a ese otro nombre, el de origen, Laila, he acabado la primera lectura. Cada parte de su andar me intervino, alteró de alguna manera lo ordinario de mis rutinas e hizo que a pocos días de acompañar el viaje necesite decirle: gracias, fue un placer y seguramente te voy a extrañar.
Prisionera elige una polifonía de voces que se alternan, la de Emilia/ Lilia, Javier, Nacho, Raquel, Vicente. Todos ellos, personajes reunidos en torno a una verdad silenciada, son de algún modo prisioneros. Todos y cada uno, de los elegidos para narrar, necesitan desandar un camino que los repare, los reconstruya, los ayude a conocerse más, al igual que la protagonista. Necesitan rememorar, todo un acto de coraje, y el único posible si se trata de dar con la verdad y experimentar su condición sanadora. Organizada en seis partes en donde conviven las diferentes voces la narración cubre un año -del 2007 al 2008 - en la vida de una mujer apropiada en los setenta que descubre la verdad. Cada punto de vista da a los hechos un espesor que le es propio, argumenta posiciones, pinta un presente con los ecos del pasado que no se resuelve.
La autora decide mirar en una herida abierta y lo hace sin caer en lugares comunes, ni en misticismos innecesarios. Aprovecha las diferentes edades de los personajes y sus urgencias para dar forma a los conflictos, para acumular imágenes que es una forma de la memoria. Un relato que evita clausurar las historias, quizás porque de lo que se trata es de volverlas disponibles, parafraseando a Marta Dillon se trata de desbrozar la huella por la que seguir andando."



Araceli Arreche es Dramaturga y Licenciada en Artes de la Universidad de Buenos Aires. Se desempeña co-mo Profesora universitaria en el área de Cine y Teatro en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA), en la Facultad de Arquitectura y Diseño Urbano (UBA), en el Departamento de Arte Dramático de la Universidad Nacional de Artes (UNA), en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y en la Escuela Metropolitana de Arte Dramático (EMAD). Cursa su doctorado en el área: Teoría del Cine, de la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo, de la Universidad de Buenos Aires. Dentro de las investigaciones que lleva adelantese destaca su trabajo sobre teatralidad mapuche (beca Fondo Nacional de las Artes), en dramaturgias del teatro de la postdictadura y en políticas de la imagen, modalidades ex-presivas en torno a la representación de la Memoria y la Identidad en el cine argentino delnuevo siglo

Proyectos en los que participa
Políticas de la imagen.
Modalidades expresivas en torno a la representación de la Memoria y la Identidad en el cine argentino del nuevo siglo.
Dinámicas de la forma audiovisual.
Puesta en forma y representación subjetiva

Más información sobre ella AQUÍ
 


grupo one diseño. marketing online. argentina. venado tuerto

Creatividad, Calidad y Capacidad son nuestros pilares